martes, mayo 15, 2018

Derecho a no ser víctima de ninguna forma de violencia.

¿Qué es violencia?

La exposición a la violencia afecta a tu bienestar y a tu salud, a tu desarrollo. Por este motivo, lo primero que hay que distinguir es qué es violencia.
Tal vez haya situaciones o actos que no sepas distinguir como violencia y que lo son. Por ello, es importante que sepas reconocer las situaciones de violencia o de riesgo antes de que ésta se produzca.
La violencia hacia los niños y niñas es cualquier acto de maltrato ya sea físico (incluido el abuso sexual) o psicológico, el descuido, el abandono o la explotación.
Además es importante que conozcas que la violencia puede ser por acción u omisión: es decir, no solo es violencia a cuando se comete un acto violento (por acción). Es por omisión cuando se deja de hacer algo y esto implica que un niño o niña sufre por ello. Por ejemplo, cuando se permite o se mira para otro lado cuando a otra persona le están maltratando es un acto de violencia por omisión o cuando no se atienden las necesidades de un niño o niña adecuadamente es abandono por omisión.

No debes permitir que nadie te haga daño
No debes permitir que se le haga daño a nadie

¿Dónde ocurre?

  • En la familia.
  • En la escuela.
  • En la calle o en el barrio donde vives.
  • En las instituciones donde los niños y niñas viven: centros de protección o de detención.
  • En lugares donde los niños pasan tiempo, como centros deportivos.
  • En Internet.

¿Qué dice la Convención sobre los Derechos de la Infancia sobre la violencia?

  • Tienes que estar protegido para que no te lastimen o maltraten, es decir, contra todos los tipos de violencia, explotación, malos tratos o abandono.
  • Tienes derecho a la protección contra la explotación sexual.
  • Tienes derecho a la protección contra el secuestro, la venta o el tráfico de seres humanos.
  • Tienes derecho a la protección contra todo tipo de explotación.
  • Tienes derecho a no ser castigado ni tratado de forma cruel o humillante.
  • Tienes derecho a estar protegido de todo tipo de discriminación.

Si crees que eres víctima de violencia debes tener presente

  • Cualquier tipo de de violencia constituye una vulneración de tus derechos.
  • Tú no tienes la culpa de lo que ha ocurrido.
  • Debes pedir ayuda a un adulto de tu confianza para detener la situación de violencia cuanto antes.
  • No es una cuestión privada sino un problema de todos y los niños pueden hacer algo para prevenirla o denunciarla.

  • Es aconsejable que denuncies la situación formalmente:

    • Para que los adultos, las instituciones y el sistema judicial te protejan.
    • Para pedir responsabilidades o castigar a quien te haya hecho daño.
    • Para que los profesionales adecuados te ayuden a superar las secuelas que haya podido dejarte esta dolorosa experiencia y sigas adelante con tus proyectos de vida con fuerza y optimismo.
    • Si eres víctima de violencia, tienes derecho a recibir los cuidados apropiados para tu recuperación tanto física como psicológica y a tu reintegración social.

Proteger a la infancia y la adolescencia es una obligación del estado y responsabilidad de todos los miembros de la comunidad y de las familias.
Lucha contra la violencia.
Busca ayuda cuando tengas problemas.
Brinda tu ayuda a los que estén en apuros.

No hay comentarios: